jueves, 6 de marzo de 2008

Tengo la regla...


I

Tengo la regla, el periodo, la menstruación…

Debería estar contenta. No lo estoy. Sé que es lo mejor para los dos. Bueno, eso es lo que dice él. Porque él no quiere saber nada de niños. Yo sí. Sí que quiero saber de niños. Pero ya no estoy en edad de complicarme la vida. Eso es lo que dicen también todas las personas sensatas que me quieren. Y a veces yo también lo veo así pero es que… Es que hay algo dentro de mí que me pide a gritos otra cosa. Algo dentro de mí dice que todavía hay tiempo. Algo dentro, en lo más profundo de mi vientre, siente que todavía hay un hueco para tener ese hijo tantas veces soñado. Tal vez es que no soy tan sensata como todas las personas sensatas que me quieren. Por eso quiero quedarme embarazada, estar encinta, ser madre.

Pero tengo la regla, el periodo, la menstruación… Esta vez tampoco será.

Él estará contento cuando se lo diga.


II

Aprovecho el momento de después de cenar para darle la noticia. Estamos sentados en el sofá del salón. A él le gusta enfrascarse en la tele sin pensar en nada más. Dice que así se relaja. A mí la tele no me gusta, es más, me aburre, así que leo algo por hacerle compañía. No le gusta que me vaya a la cama sin él. Aprovechando los anuncios para no interrumpirlo, le suelto: “Ya me bajó la regla”. A él, claro está, se le iluminó la cara. Y añadió: “¿Ves, tonta? ¿No ves cómo sólo era un retraso? Mira, yo creo que es mejor dejarnos de tonterías de niños y demás. ¿Que ganas tienes de complicarte la vida, mujer? Te pondrías gorda, tal vez se te destragase la piel con esas estrías que salen a las embarazadas… Y a mí me gustas así, tan estupenda para tu edad”. No supe que añadir. Simplemente se me ocurrió decirle: “Me voy a la cama, estoy cansada”. Él me respondió: “Anda, vete y no pienses. Es lo mejor que nos podía pasar. Un niño ahora… ¡que pereza!”.

Él todavía tardará en venir a la cama conmigo. En la tele quedaban echando una de esas películas de acción que tanto le gustan.

Apago la luz de la lámpara de la mesita de noche y me arropo con mi propio llanto hasta quedarme dormida.

9 comentarios:

Spender dijo...

De verdad somos tan cafres?

Qué bonito (y qué doloroso) relato...

Aldabra dijo...

hola spender... recuerda que de todo hay en la viña del señor... je je je...

no te deprimas, venga... yo creo en las personas, sin diferencias de sexos... sólo es un relato... aunque claro que puede ser un reflejo de la realidad cotidiana en algunos casos...

bicos y feliz día.
Aldabra,

Carlos dijo...

Lo doloroso aquí es la disparidad de sentimientos, y estos deseos enfrentados en un tema de tanta hondura, muchas veces provoca una distancia insuperable.

Un beso, mujer ilusionista. (bella profesión)

by Alex dijo...

Si es por las estrias....sin problemas....me comprometo a darte gratuitamente todo el antiestrias que necesites, además la mejor marca del mercado....Eso sí, los pañales corren por vuestra cuenta....jajaja
En serio....tener un hijo, a la edad que sea, siempre tiene que ser "cosa de dos".....la opinión del resto de familia "sensata", creo que tendría mucha menos importancia...lo que realmente me parece poco sensato, sería que tomaras la decisión de tener un hijo, sin que tu pareja esté de acuerdo....No te conozco, pero creo que piensas como yo....
Alda, me gustó tu comentario y tu sentido del humor....jajaja..."como las compresas, con alas"....jajajaja, tiene que leerlo Elbi...
¿La exposición de Sorolla es en Coruña o en Cualquier Fundación Caixa Galicia?....miraré en la pagina web...
Bicos, primahermana.

Elbereth dijo...

Pues ya estoy aquí leyéndolo... (hola hermanito Alex, je,je,je)

Me ha puesto triste, con esas palabras tan sencillas me has alcanzado mi mareado corazón. Y fíjate que yo no tengo mucho instinto maternal, o quizá tengo demasiado... todavía no lo sé... pero he sentido esa soledad tan cercana...

Eso sí, el buen hombre, bruto un rato..¡eh! porque al menos se podría dar cuenta...y ser menos entusiasta con la venida de la "regla". Claro que el alivio que debió de sentir le impidió controlarse...¡majico él!

Hay una frase que me ha resultado "interesante": Y a mí me gustas así, tan estupenda para tu edad”. ¿Para tu edad? ¡Dime dónde vive que voy a tener unas palabras, apenas unas palabras con él! Uhmmm... ayyyy ¿te has dado cuenta de cuántas palabras me provocan tus entradas?

:)

Me callo...
....ya... por fin....

Un abrazo!

Aldabra dijo...

hola, hola, hola...

me encanta que comentéis muchas cosas...

así que no te reprimas elbereth, no me importa en absoluto que te extiendas... siempre es bueno provocar con los textos todo tipo de sensaciones y emociones... "lo de estupenda para tu edad" es una frase bastante común... a veces de muy mal gusto, pero común... je je je...

Carlos, somos todos tan diferentes que a veces parece mentira que podamos convivir en pareja... si no fuera por las hormonas... je je je... creo que sería imposible...

Álex... primohermano... tienes mucha razón en lo que dices, es verdad que pienso como tú... ten en cuenta que los textos "también tienen alas"... je je je... y llega un momento que vuelan por sí solos, lejos de la persona que los escribió en realidad...

la exposición de Sorolla es en Coruña... en un pueblo de Coruña para ser más exactos... podría decírtelo pero sé que disfrutarás haciendo labor de investigación... je je je... estará hasta el 30 de marzo...

buenas noches a todos y que tengáis dulces y excitantes sueños.

by Alex dijo...

"Sorolla e os seus contemporáneos", en Ferrol
Del 22-ene-2008 al 13-abr-2008 en Sede Fundación Caixa Galicia Ferrol - FERROL - A CORUÑA
----------------------------------
Es imposible que me conozcas, pero es curioso como "te aproximas"....Sabias que lo buscaría....jejeje....llamar "pequeño" pueblo a Ferrol....jejejeje
El dia que terminen de una puta vez la autovia del cantabrico, será mas facil pasearme por tu tierra, que por otro lado a sido mi "segunda casa" por mucho tiempo....Conozco Coruña, casi tan bien como mi querido Oviedo.....incluso podrias haber sido una de mis amigas de hace 28 años.....jajajaja
Muchas y buenas esperiencias, muchas y buenas amigas, que no volvi a saber mas de ellas....a mi regreso, la cafetería donde paraba, estaba cerrada y no conservaba el telefono ni la direccion de ninguna.....cosas de la vida....Diosssss que rollo....perdon...
Me apunto a los sueños excitantes....jejejeje

Isaac González Toribio dijo...

Conozco casos peores, Aldabra. Sin ir más lejos un examigo le dijo a su pareja cuando le comunicó que estaba embarazada: "y de quién es el niño". Menudo h. p. Por supuesto fue lo último que la dijo. Bicos

Aldabra dijo...

me encanta lo de ex-amigo... ¡menudo elemento!...

más bicos,
Aldabra