viernes, 14 de marzo de 2008

Tres eran tres


Por Sísifo : "Silencio"

Abrí los ojos y me quede mirando el silencio de la habitación.

El silencio, a veces, es tan agobiante como la soledad que se siente en el metro en hora punta, rodeado de cuerpos que huelen a sudor. Es desagradable el olor a sudor -algunas veces- otras veces ese olor, cuando proviene de una determinada persona, nos sube la libido. Es raro el olor a sudor. Y el silencio es agobiante como la soledad.

El silencio, otras veces es liberador… como la soledad, esa soledad que una vez sentimos. Sí, recuerdas aquella vez que te conté?... sentado en el pretil del faro, anochecía, nadie alrededor, las gaviotas, las olas, la brisa y tú. Tu, que aunque no estabas, se sentía tu presencia, tan grande que lo ocupabas todo alrededor, tan pequeña que cabías en el hueco que hay en mi pecho.

El silencio de aquella madrugada era tierno, aún sentía en la piel el cosquilleo de aquellas caricias tan inexpertas, el suave roce de los dedos, los agasajos de los labios… la humedad del sudor que producen dos cuerpos al rozarse.

El silencio pude ser tierno y duro… como la soledad.

Hacia ya tanto tiempo, que se había olvidado de la incomodidad, del hastío, del tedio…. Su mente selectiva había guardado solamente la ternura. Y la había acomodado en el otro hueco, el que quedaba entre la soledad y el silencio.



Por Guillermo el Travieso: "Soy Guay"

--A ver, tú que eres tan listo, ¿qué cosas podríamos exigirnos a nosotros mismos para ser mejores personas; para cambiar el mundo a mejor?

--Tantas cosas…!

--Bueno, bueno, la verdad es, que yo, poco tengo que cambiar. Mejor que cambie el otro que es el que me hace la puñeta. Yo soy guay!, tremendamente simpático, agradable, cordial, seguro de mí mismo, educado, cortés… Vale, si, de vez en cuando digo alguna palabra mal sonante, soy impaciente, colérico, egoista… Pero, claro, de todas estas cosillas yo no tengo la culpa. La culpa es siempre del otro que me saca de mis casillas o, como he dicho antes, me hace la puñeta… o se empeña en llevar la razón, cuando no la lleva. Yo no soy así… Vamos, faltaría más.

--Ya!

Por Amaro: "La fortuna"

- ¿Qué es la fortuna?. ¿Qué te toque el euromillón?
- No. Eso solo es dinero
- Entonces. ¿Qué es la fortuna?
- ¿La fortuna? Ella te lo dice. La 1, fortuna 2. Son dos palabras, solo dos palabras
- Si ¿Quién las ha oído?
- …….Los amantes…….. solo los amantes

1 comentario:

Elbereth dijo...

¡Y quien no ama no posee fortuna! Sólo dinero en un bolsillo con agujero.

:)