miércoles, 6 de febrero de 2008

En la ducha

Hay noches que espero a Congo en la ducha.

Apoyados los brazos en los azulejos,
dejo que el agua como un torrente manso,
resbale por mi cuerpo,
mientras pienso… la boca de Congo
los ojos de Congo
las manos de Congo
el vientre de Congo
su sexo…

Y algunas noches,
Congo llega
entra

y se queda.




1 comentario:

Lobadiz dijo...

No me lo puedo creer, diferentes palabras pero sentimientos comunes. Que ilusión me hace leer algo así. Y además me encanta la imagen .

Te escribo en este post pasado ahora que sé que lo vas a leer :)

Encantada de conocerte, para nada me has defraudado, me has impresionado,ahora leeré tus textos con otros ojos. Aunque suene vulgar se me ocurre una palabra : MOLA!

Gracias por esta tarde :D